Ideario — Obras de R. Mella — I

[TOP]

Proceso sumarísimo

Un joven picapedrero purga en la cárcel no se qué tremendo delito. En la cárcel adquiere una grave dolencia. Está vencido, agotado, arruinado. De la cárcel pasa al hospital. Y allí muere.

El anciano padre no resiste tan grave quebranto, y enferma también. Moribundo, le llevan al hospital y allí expira.

En pocos días, dos víctimas.

La pobre, la dolorosa madre se rinde al terrible sufrimiento. Cae a su vez enferma. Está en inminente trance de muerte. Morirá. ¿En el hospital? O en el arroyo. Todo es igual y lo mismo.

Nada de sensiblerías. Es de mal tono. Nada de apocalípticas condenaciones. Están pasadas de moda.

Sin lágrimas y sin gritos, digamos fríamente que eso es una horrible monstruosidad y que esa horrible monstruosidad hace el proceso sumarísimo de esta maravillosa organización social en que vivimos.

Dos mujeres han aventado en El País la triste, la aterradora historia. De los hombres no se sabe que hayan salido voces de indignación, siquiera de reproche. Tan bajo han caído.

Cantemos con el poeta galaico:

Si este e o mundo qu’eu fixen,
Qu’o demo me leve.

  • El Libertario, núm. 2, Gijón 17 de Agosto de 1912.

About Shawn P. Wilbur 2300 Articles
Independent scholar, translator and archivist.